Chávez, libertador de mentes, libertador de corazones

Hace unos años, como a las 6 de la tarde estaba en la Avenida Bolívar. Justo se estaba terminando un Mercal y estaba de regreso con algunas compras cuando paso fugaz una camioneta abierta, el estaba arriba saludando a los pocos que quedábamos en el sitio, a pocos metro me vio directamente a los ojos sonriendo, mi intención era levantar la mano y saludarlo, pero quedé petrificado, solo pude devolverle la sonrisa. Hasta Siempre Comandante.

 

Haga un Comentario


@



Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social no serán publicados, este sitio se reservará el derecho de su publicación.