Desde Cádiz (España) recordaremos siempre al Comandante Chávez

logo-platjpg11

Los que mueren por la vida no pueden llamarse muertos.

Así empieza una canción de Alí Primera. Chávez luchó por la vida. Por dar vida a los más necesitados, por dar vida a los más desfavorecidos, por pedir vida para aquellos que deseaban su muerte para que pudiesen contemplar como se desarrolla la Revolución.

Por eso, no se puede decir que Chávez ha muerto. Chávez está en cada uno de nuestros corazones, en corazones revolucionarios como el suyo, que aunque haya dejado de latir, nos polinizó con los gérmenes de la sangre solidaria, de la sangre justa, de la sangre del pueblo.

Hoy es un día de dolor del alma, un fuerte y lacerante dolor por saber que la locomotora del tren rojo ha dejado de resoplar tirando del tren revolucionario.  Pero tenemos que pensar que, se ha ido un revolucionario, pero quedamos millones, y que los que seguimos creyendo en el socialismo real y verdadero, tenemos la obligación y el deber de seguir tirando de ese tren rojo como nuestros corazones, rojos como la sangre, rojos como la revolución.

Sirva este recuerdo a quien sacó de la invisibilidad a cinco millones de venezolanos, a esos mismos venezolanos que apoyan la revolución por seguir siendo visibles hacia el resto de la sociedad y el mundo. Ese pueblo que se encargará de seguir la senda que un día trazó su comandante y que sirvió para que el pueblo se convirtiese en Chávez y Chávez en su pueblo.

Una perfecta relación simbiótica que hace que el camino a recorrer esté perfectamente marcado en el genoma del pueblo venezolano.

La revolución ya no se puede detener, y todos y cada uno de nosotros somos parte de esa revolución.

No tenemos al referente pero tenemos su referencia.

Chávez, aunque no se sepa, apreciaba a estas tierras, por ser el lugar donde falleciera quien hoy nos escolta en tan luctuoso día. Llegó a estimar tanto a esta tierra y a solidarizarse con la carestía laboral que padecemos que, por encima de otras ofertas más beneficiosas económicamente para Venezuela, decidió que Navantia construyera las patrulleras de las que tan orgulloso estaba que representara a la Armada Bolivariana pero que también se construyeran por manos gaditanas. Conocía con precisión como esta zona se desangraba laboral y socialmente y apostó firmemente por revitalizar la Bahía.

Estamos obligados aquellos que nos consideremos revolucionarios a luchar por un mundo más justo, más humano, más pacífico, más equitativo y Chávez nos marcó el camino con su ejemplo.

Comandante se te echará mucho de menos, como no te callabas ante las injusticias, ante los ataques a la soberanía de tu amada Venezuela, se te añorará como el revolucionario, como el trabajador, como la voz del pueblo, por ser como fuiste y por tratar de conseguir un mundo mejor.

Parafraseándote, me quiero despedir con estas palabras que pronunciaste:

Aquí no se rinde nadie, aquí no se cansa nadie.

Rendirse es traición.

Cansarse en falta de conciencia, el que se cansa de una lucha, es que no tiene conciencia, por más dificultades que haya en el camino.

Hasta siempre Comandante, ha llegado el momento del descanso, te tomamos el relevo, ha llegado la hora de nuestra lucha.

MISIÓN CUMPLIDA COMANDANTE CHÁVEZ, SIEMPRE ESTARÁ EN NUESTRO CORAZÓN.

HASTA LA VICTORIA SIEMPRE.

Plataforma Bolivariana de Cádiz Francisco de Miranda

David Navarro España

Comentarios

  1. EDGAR VARGAS
    Cojedes

    DESDE EL PARTIDO DE IZQUIERDA NUEVO CAMINO REVOLUCIONARIO NCR EN COJEDES, LE SALUDAMOS.NUESTRO CMDTE CHAVEZ NO HA MUERTO SIEMPRE ESTA CON NOSOTROS Y EL NOS GUIARA EN EL FUTURA DE NUESTRA REVOLUCIÓN. VIVA CHAVEZ POR SIEMPRE.

  2. alecia rivero
    Cojedes

    !Si camarada ahora mas q nunca! El comandante esta mas vivo en nuestro corazones? !chavez !vive la lucha sigue!

Haga un Comentario


@



Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social no serán publicados, este sitio se reservará el derecho de su publicación.