Es un honor y un orgullo compartir sus luchas

No tuve la oportunidad de conocerlo personalmente, no pude estrechar su mano y menos darle el caluroso abrazo tan anhelado. Sin embargo,  lo conocí tan bien que lo aprendí  amar como un hijo ama a su padre, le profese respeto y admiración como un guerrero a su líder,  me uní a sus luchas por sus acciones, por su desprendimiento y su amor  por los Pueblos del mundo y lo seguí en sus sueños como Sancho siguió al Quijote. Hoy sigo su legado, unido a millones de venezolanos y de latinos persiguiendo la quimera de un nuevo orden mundial pluripolar; de justicia social.  Y cuando mi pelo se cubra de canas, les contare orgulloso a mis nietos y a otros que  luche a su lado y ayudé a forjar la Patria Soberana. Les diré: Fue un honor y un orgullo compartir sus luchas.

Haga un Comentario


@



Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social no serán publicados, este sitio se reservará el derecho de su publicación.