Líder sin fronteras

Lo conocí en Nicaragua cuando por primera vez visitó esta tierra de lagos y volcanes, un hombre amplio, sincero, con el corazón abierto para los demás, sobre todo para la clase mas desprotegida, los sin pan, techo, medicinas, préstamos, educación, un hombre que hablaba con el alma, fácil de entender, yo fui su conductor principal en esa época, gracias a la vida que me dio ese gran privilegio de conocer y dialogar un poco con el Comandante Hugo Rafael Chávez Frías, el día de su partida física, ese 5 de marzo, lloré inevitablemente, pero luego reflexione y dije en mis adentros, el Comandante Hugo Chávez no ha muerto, vive en millones de personas que lo amamos por que él nos ama, es la luz que nos seguirá guiando en medio de la oscuridad, es la luz que nos abre paso para los nuevos tiempos de América Latina.

Cuando veníamos sobre la marcha desde el Aeropuerto Augusto César Sandino, hacia el monumento de Simón Bolívar que fue el primer lugar que el visitó, donde se dio un homenaje al Libertador, luego, salimos de allí hacia el hotel donde se alojaría, en ese trayecto, me dijo mira bájame los vidrios, era un auto blindado, bájalo, yo nací para morir. Creo que jamás se imaginó, como decimos y creemos de nuestros líderes. Son de los muertos que nunca mueren.

De manera particular quiero agradecer, todo lo que hizo por nuestra patria, su solidaridad incondicional, para con el pueblo y con nuestro gobierno revolucionario, su ejemplo es sin fronteras, es inmortal, es hasta la victoria siempre.

Gracias a Dios que me dio la oportunidad de estar muy cerca, del Comandante Hugo Rafael Chávez Frías.

Haga un Comentario


@



Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social no serán publicados, este sitio se reservará el derecho de su publicación.