“Los que mueren por la vida no pueden llamarse muertos”

Estando la Patria herida,
Patria Grande de Bolívar,
por la traición y la envidia,
de quienes odian la vida;

la luz del alba bendita,
oyó voces de heroísmo,
de bravura, patriotismo,
mi Comandante nacía…

Soñador fue desde niño,
caminando, siempre andando,
con el valor y el cariño
agarrados de su mano.

Con sus sueños sobre el hombro,
iba pintando horizontes,
cuando escuchó con asombro,
el llamado de los hombres;

de los hombres, las mujeres,
de los niños de la Patria,
¿cómo no escuchar el grito?
de la voz de sus amores.

Y allá fue con mucho empeño,
aquel gran Libertador,
a conquistar iba un sueño,
con las armas del amor.

Hugo Chávez le decían,
yo le llamo, Comandante,
en mi vida su luz brilla,
y me impulsa hacia adelante.

Enamorado del Pueblo,
siempre amó a la Humanidad,
¿qué rincón de este planeta
no supo de su bondad?

Que tú has muerto, he escuchado,
no lo creo, te has quedado,
a vivir siempre conmigo,
yo nunca estreché tu mano,
mas siempre fuiste mi amigo,
y si ahora te has dormido,
despertarás cada día,
en el grito libertario,
que es canto del oprimido.

Haga un Comentario


@



Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social no serán publicados, este sitio se reservará el derecho de su publicación.