Mi Gigante amado solo le pido a Dios volvernos a ver aunque sea en mis sueños

Chávez cuanta falta me haces, extraño ese espíritu lleno de alegría, de amor. Cuanta falta me hace esa tu sonrisa, esos ojitos tan brillosos y ese amor tan inmenso que solo tu podías transmitir.

He soñado mucho contigo mi Comandante y me has revelado cosas que quedaran en mi mente para siempre.

Tuve la gran bendición de poder abrazarte y verte a la cara de frente y decirte lo que tanto había yo anhelado decirte “te amo”, jamás se me olvidara ese día 17 de septiembre del 2012 en la parroquia Macarao cuando te vi venir hacia a mi con esa fuerza espiritual que solo tu podías transmitir, era como estar frente a la presencia de un ángel, tu cargaste a mi hijo Samuel David dos veces, primero cuando tenía 8 meses de nacido y luego ese día 17 de septiembre.

Ya no recuerdo desde cuanto te hemos llorado y te seguimos llorando, no acepto tu partida, no lo aceptaré jamás. Te juro lealtad absoluta mi Comandante, tú vives y la lucha sigue. Te amo mi Comandante.

Viva Chávez, viva Bolívar, viva Venezuela.

Te amamos Chávez eterno.

Haga un Comentario


@



Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social no serán publicados, este sitio se reservará el derecho de su publicación.