Mi triunfo es tuyo Comandante

El día de tu muerte a pesar de que dicen que los hombres no lloran lo hice porque se fue un gigante como menciona tu hija el gigante del siglo XXI, el que luchó por los más necesitados. Con orgullo soy hoy día uno de los tantos profesionales que se formaron gracias a las políticas sociales de CHÁVEZ,  siempre estarás en mi corazón y  en todos a los que tu ayudaste. Creí en ti cuando saliste y no nos fallaste. En profesión como docente tengo el compromiso de  formar a esos nuevos republicanos y republicanas que necesita la patria y te aseguro que lo haré con todo el amor del mundo para fortalecer tus ideales socialistas, bolivarianos y ahora que tu no estás físicamente chavistas. El compromiso es grande pero sé que trabajaré para ello. Doy  gracias a Dios  por estar en los tiempos en que viviste. HASTA LA VICTORIA SIEMPRE COMANDANTE ¡VIVIREMOS Y VENCEREMOS¡

Haga un Comentario


@



Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social no serán publicados, este sitio se reservará el derecho de su publicación.