Reencontrarte ha sido una emoción indescriptible

101_6117

El pasado sábado 31 de mayo tuve la maravillosa oportunidad de visitar el Cuartel 4F, tu querido Cuartel de la Montaña mi Comandante Eterno. Reencontrarme con tu energía ha sido indescriptible, recordé cuando hablé contigo a través del Aló Presidente en noviembre de 2001 para agradecerte el haber salvado mi vida gracias al Convenio de Salud Cuba-Venezuela, me preguntaste donde vivía yo y cuando te dije que en Puerto Píritu Anzoátegui, de inmediato te ubicaste y me dijiste (palabras más, palabras menos) ” ¡Ah, sí! eso es donde está esa iglesia bonita blanca y grande que se ve desde la carretera”, con tu modo único preguntaste por mi familia, mis hijos y me animaste a seguir adelante, para ese momento me habían dado 15 días de vida, ya han pasado 13 años de mi primer viaje a Cuba, me han operado la Cadera y ambas rodillas y he logrado recuperar mi vida junto a mis dos hijos de 16 y 17 años actualmente y a mi familia. Después de eso cuando viajé nuevamente a Cuba me encontré con un compatriota que había oído el programa en Aruba donde residía para el momento y sufría el mismo padecimiento que yo, me dijo que esa conversación mía contigo Comandante, le había dado la fuerza para solicitar el viaje y allí estábamos ambos recibiendo salud en Cuba gracias a ti, a Fidel y ese señor le agradecía a ese Alo Presidente que le dio la fortaleza que necesitaba en ese momento.

Como muestra de mi lealtad y agradecimiento dejé en el Cuartel 4F, un obsequio salido de mi alma, tres poemas que te escribí en diferentes momentos, el primero llamado “Desde el Vientre a Sabaneta” lo escribí estando en Cuba durante la recuperación de mi segunda operación, fue en homenaje a tus 50 años, ya hace 10 años de aquello y me parece que fue ayer. El segundo llamado “Comandante de Amor” fruto del sentimiento que me albergaba el 06 de marzo día siguiente a tu siembra cuando te desperdigaste por el mundo en millones de corazones y el tercero llamado ” ¡Vivo, Hugo Chávez! ¡Gigante!” ese lo escribí este año una semana antes de cumplirse el primer año de tu dolorosa partida física, allí dejé plasmado mi amor hacia el hombre que cambió a mi amada patria y que nos dejó el mayor legado, La Libertad.

Hoy te escribo por esta vía, sé que estas líneas no serán leídas por tus ojos, pero sí sé que mi sentimiento llegará en energía a tu alma, de la cual yo llevo un poquito en mi corazón.

CHÁVEZ VIVE, LA PATRIA SIGUE.

DEFENDEREMOS TU LEGADO POR SIEMPRE COMANDANTE SUPREMO

Haga un Comentario


@



Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social no serán publicados, este sitio se reservará el derecho de su publicación.