Tío querido…

Sé que no lees, ni leerás esto. Pero siento un gran desahogo el poder escribir lo que ciento.

Siempre te considere como un padre, me enseñaste mucho, me diste mucho amor, me quisiste, me quieres. Nos dedicabas poco tiempo, poco pero muy valioso tiempo, y nosotros siempre te entendimos, entendimos el amor por el pueblo, entendimos que nunca descansabas por trabajar, entendimos tantas cosas, cosas que extrañamos. Te extrañamos Tío Hugo , te extrañamos, y duele, duele en el alma ya no sentir emoción, esa emoción que sentía desde muy pequeña al verte, la emoción se convirtió en tristeza , porque ya no te veré, no te veré en diciembre, no te veré en Semana Santa, no te veré llegar, por más que quiera, ya no te veré llegar. Te amo, Hugo Chávez, te amo, eres mi inspiración, por ti muchas cosas, por ti soy quien soy, por ti amo a mi patria, por ti veo todo de una manera muy distinta, todo gracias a tus enseñanzas. Quiero ser como tú, quiero lograr cosas como tú lo hiciste, y sabes, tío, lo lograre, tu amor, tus recuerdos y tus ideas me llevarán a eso, y a mucho más. Gracias le doy a Dios por darme el gran privilegio de poder ser tu sobrina, y gracias a ti por lo que hiciste por Venezuela. Gracias, muchas gracias, mi Comandante. Siempre te amaré.

Haga un Comentario


@



Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social no serán publicados, este sitio se reservará el derecho de su publicación.