Campaña Presidencial 2000

foto-torta-Chávez-y-yo1Durante la campaña presidencial del año 2000, surgida con ocasión de las elecciones que se convocaron tras aprobar la nueva carta magna para todos los cargos,  y durante su visita al Estado Anzoátegui,  -por formar yo parte del grupo de campaña de David de Lima-, tuve la honrosa oportunidad de prestar el vehículo de mi esposo, -una Explorer vino tinto-, a mi amado Chávez, para su recorrido por Barcelona y Puerto La Cruz. Por ello, tuvimos el privilegio de que se nos permitiera estar dentro del aeropuerto para recibirlo. Y se bajó de aquél avión o avioneta, y traía su hermosa sonrisa, mi esposo me tenía tomada de la mano, y le dio la otra a él, dándole la bienvenida.

¿Qué hice yo? Me quedé impactada, estática, inmóvil, sólo lo veía fijamente a la cara, y sentí que la sangre no me circulaba. El me miró y su expresión fue algo así como del que mira a medio ojo y se dice, y ¿Quién será esta loca? Claro, es que no dije nada, no reí, no hablé. ¡Dios mío! Estaba frente a Chávez y no lo toqué, no le hablé, me quedé de un solo color. ¡Que estúpida fui! Que gran oportunidad perdí.  Nunca más la tuve. Cuánto daría ahora por ello. Cuánto dolor tengo por su partida. Partida que no aceptaré jamás. TE AMO TANTO MI PRESIDENTE, MI COMANDANTE, MI AMADO PRESI.

Por cierto en aquélla oportunidad Chávez obtuvo el 60% de los votos frente al 37,5% de su principal contendor: Francisco Arias Cárdenas.

Haga un Comentario


@



Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social no serán publicados, este sitio se reservará el derecho de su publicación.