Mi Héroe, de sueños… Mi Héroe de libertad…

379172_4695897269262_98014011_n1Eres ese héroe, que todo niño a su corta edad crea en su imaginación, entre risas y juegos, entre montañas de tierra, y grasa; aquel 4 de febrero en la madrugada por primera vez te vi, mis ojos se llenaron de lagrimas, eres ese superhéroe de armadura de piel, y corazón noble, que con un “por ahora”, le dio pausa a la breve historia.

Han pasado años, viví desde ese comienzo, su estructura de hombre íntegro, intachable, de verde uniforme, representante de mi pachamama, que en el vi florecer la flora de mi gente, de mi pueblo, de los barrios, de las calles, de los callejones, de los campos, de la vida.

No había un 5 de Julio que no me perdiera un desfile por televisión, pues mi mamá no me dejaba ir a Los Próceres, pero era maravilloso, hombres que con corazón de acero y con un gran maestro, como Bolívar tuvo a Rodríguez, yo te tuve a ti, millones te disfrutamos, te vivimos, te amamos, te esperábamos con una intuición erecta de sueños y profundización de una nueva era en nuestra patria, preñada de miles y miles de pensares, y tú! fuiste el fruto de ese parto, parido con dolor, con humildad, con firmeza, con la rectitud de ese hijo emancipador.

Pasaste a ser ese héroe, alcanzable… Te vi muchas veces cerquita, pero sin poder tocarte, reía contigo en la distancia, lloraba contigo en el profundo dolor, sufrí contigo por la traición de pocos que no querían esta tierra fértil de amor, ese golpe profundo que nos dieron en ese ring de boxeo, pero tranquilo que yo aquí en la distancia siempre estuve confiada en que saldrías victorioso, el amor siempre le gana al odio, la verdad siempre descubre a la mentira.

El crecimiento de ese héroe se agigantó, con ese mar de pueblo que lo llevaba y lo posaba en sus brazos, lo arrullaba, lo cobijaba, lo cuidaba, lo amamantaba de lucha, de conocimiento, de instinto, de coraje para seguir creciendo.

Yo crecí contigo mi héroe, caminando tu camino, destrozando zapatos viejos, y comprando pieles nuevas para seguir tus lineamientos.

Hasta aquel año 2011, una bofetada da la vida, mi héroe, se me enfermó!

No te dejamos caer, el ánimo, la fe, la esperanza de esos millones de células que son parte de ti, te animó a luchar, fervientemente…

Entre lágrimas, gritos, desesperación entendiendo que el tiempo es implacable, y cruel, llego ese 5 de marzo, saliendo yo a mi casa mater, pisando el lobby  de la Universidad, fue la última vez que supe que ya no respirabas, que ya no te tendría, mi héroe, se me fue!

Mi cuerpo caminaba, pero no era yo, era un silencio desolador en mi mente, un torrente de lágrimas se desbordaban de mis ojos, mi alma  dejó de sentir, mi corazón dejo de palpitar.

Mi héroe, mi alma,  mi corazón, mi vida, mi padre, dejo de tener sus ojitos abiertos,  ese muchachito humilde, de trayectoria rebelde con convicciones firmes y auténticas, jugador de pelota, soñador, bolivariano, amador de su familia, ese arañero de sabaneta, ya no está!

Dios mio, mi Venezuela perdió a su hijo, de una manera inexplicable, nos abrazamos, lloramos, nos caímos, nos desesperamos, no sabíamos que hacer, mi héroe ya no estaba.

Ese 6 de Marzo, sin mirar a los lados, sin poder dormir, salí en tu búsqueda, en acompañarte, en su último camino, a la casa de los sueños azules, a tu hogar, esa  casa que entre sus pasillos te vio crecer, formarte y correr, hombre de gran temple. Por fin te tuve cerquita, estuve a tu lado, pero no era como siempre quise, te tenía en un ataúd frio, te tenía como jamás me imaginé en mis entrañas de miedo, con mi piel colgada en el perchero de resignación, tu pueblo te lloró, te acompañó hasta donde tenía que llevarte.

Niños, abuelos, mujeres preñadas de dolor, hombres que dejaron su machismo de lado y se derramaron a llorar, porque ya nuestro héroe no está.

Patria, patria, patria querida, tuya es mi alma, pero parte de ella se fue contigo.

Todos y cada uno de mis días, soñaba con que me abrazaras y me entregaras mi título, que con orgullo yo lo recibiría, que con gallardía lo elevaría a lo mas alto, y le daría gracias al Dios nuestro, porque los milagros existen… Tú eres ese milagrito que yo tanto anhelaba, pero ya no te tengo, mi sueño se guardó en el baúl más remoto de mi destrozado corazón.

Mi héroe, mi amor te juro que tus lineamientos humildemente los seguiré, aunque no te vea, aunque tenga que resignarme a que ya no verás ese océano de amor, estarás entre nosotros, ayúdanos a seguir mi héroe. Protege a tu vientre, protege a tu tesoro más preciado….

El Pensamiento Bolivariano…

Como mujer, hija, venezolana y revolucionaria, juro luchar por tu pensamiento mi héroe, que tu sacrificio no fue en vano, descansa mi amor, que yo rendiré novedades en tu sepulcro…

Patria, independiente y socialista…

Viviremos y venceremos…

Hasta la victoria siempre…

Hasta siempre mi amor eterno…

Yliana González Miranda

Haga un Comentario


@



Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social no serán publicados, este sitio se reservará el derecho de su publicación.