“Nosotras lo piropeábamos y él solo se sonreía”

LIBERTADOR1YO, me uní a mi Comandante desde la “MISIÓN ROBINSON”, di clases desde mi hogar, luego salía las calles a empadronar jóvenes para la “MISIÓN RIBAS”, fui facilitadora de la misma y luego coordinadora en la escuela “Raúl Osorio Lazo”, posteriormente pertenecí al CTP comité técnico pedagógico, dictando cursos para los misioneros, dicté curso de pastelería en la “MISION VUELVAN CARAS”. Fui fundadora del consejo comunal “LA NUEVA UNIÓN” parroquia Jorge Hernández, con los fondos del gobierno logramos comprar la casa comunal llamada “JORGE RODRÍGUEZ PADRE”, fui vocera del batallón “GENERAL EN JEFE RAFAEL URDANETA” posteriormente pasamos a unidad de batalla “CACIQUE NIGALE” el cual seguí liderizando. En mi vida lo vi tres veces, la primera recién tomado el poder: nos fuimos 35 docentes al palacio esperando ser atendidos por él o por Aristóbulo que para ese entonces era Ministro de Educación, el hecho fue que él nos hablaba desde adentro porque para ese entonces alguien lo intentó matar, nos hablaba de lejos, nos enviaba café, comida, nos dio albergue e hizo que el ministro atendiera a una comisión de nosotros, gracias a eso se hizo el último concurso en el Zulia donde después de estar yo  trabajando en la escuela RAMÓN OCANDO PÉREZ en Cabimas en la IV REPÚBLICA por siete años, si leyeron bien siete años sin percibir un bolívar en mi cartera, gracias a mi Comandante se hizo justicia. Por cierto, todas las docentes quedamos enamoradas de las piernas de nuestro líder, porque él todas las mañanas trotaba junto a dos edecán en shorts verdes, nosotras lo piropeábamos y él solo se sonreía; posteriormente lo vi, hablé con él, lo abracé y le dije: “presidente porque no tiene puesto chaleco anti-bala” y él me dijo: “tranquila mujer yo estoy protegido” esto fue en la inauguración de la UBV, en Maracaibo y por último en el año 2010 para ser más exacta el 29 de enero, en la graduación del batallón 161 de los egresados de la primera promoción de Ingenieros de Gas de la UNERMB, allí se me  graduó una hija cuyo nombre es Marianglica Romero Quevedo, cuando ella sube al escenario yo rompo en llanto por que días antes me había dado un ACV y pensé que no la vería en el grado, cuando ella se acerca a Chávez él le hace preguntas, le da un beso y ella le comenta que su mama lo ama y que le dio un ACV, él le preguntó como seguía y ella le dijo que yo estaba allí y me señalo, él me llamó y no lo van a creer mi llanto fue doble, inundé el teatro jajaja, mentira, bueno casi, yo aun con mi pierna arrastra y mi rostro torcido subí orgullosamente del brazo de mi esposo José Sánchez.

Haga un Comentario


@



Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social no serán publicados, este sitio se reservará el derecho de su publicación.