Siempre Chávez

1231294_10151820562952566_2105651279_n

SIEMPRE CHÁVEZ

 Existen hombres que nunca se borrarán de la memoria porque dejaron huellas trascendentales y en cada amanecer siempre habrá un motivo para recordarlos y darle gracias a Dios por su existencia, por esa bondad infinita hacia su gente humilde que refleja en  el brillo de sus miradas, el amor que despertaron. En este sentido, expresa Isacc Newton: “Si he podido ver mas allá de los demás, es porque me he parado en los hombros de un gigante… en los hombros de Dios”. Si y tal vez parezca una exageración, pero es una gran verdad, porque hay que estar revestido de humildad, sencillez, sentido humanitario, bondad, para comprender a los mas pobres, a los desposeídos de  derechos, de promesas incumplidas que acrecentaban aun mas sus múltiples necesidades económicas, de acceso a la cultura, la educación, a la plenitud del deporte, la salud, y de otras atenciones especialmente a niños, adultos mayores, a la juventud, al rescate de los que se creían perdidos en el mundo de la mendicidad, las drogas, a los olvidados por sus condiciones físicas  que los convertían en descartados de la sociedad, de un empleo, de una oportunidad de sobrevivir y sentirse útiles.

 Al hacer estas referencias, se sabe que entre uno de esos personajes que son muchos, figura HUGO RAFAEL CHÁVEZ FRÍAS, un constante motivador para escribir, leer, publicar, investigar, documentarse, discernir, comparar, analizar, actualizarse, identificarse, sobreponerse, intensificar la capacidad de resilencia,  de liderazgo, abrigar esperanzas, aceptar retos, parcializarse definitivamente con el prójimo, el amor a la patria, aplicar los valores de unión, colaboración, integración, corresponsabilidad, sentido de pertenencia, entre otros.

 Se reconoce que falta mucho por lograr porque ello depende de nuestra forma de ser, actuar, de la formación que tengamos, del concepto y visualización sobre la vida misma, los roles que debemos cumplir, los proyectos de vida que nos animen, pero por lo menos se perciben algunos logros mediante su constante concienciación, su certero consejo, recomendaciones, explicaciones, porque nadie puede negar que fue un excelente profesor, que su comunicación fue una constante enseñanza.

 A pocos meses de su muerte, se recuerda su nueva juramentación  el sábado 19 de agosto de 2000 como primer mandatario, en el marco de una nueva Constitución Bolivariana que le permitió  sumar seis años, al año y seis meses de gobierno ya cumplido y la reelección inmediata por otros seis años más, ello significó  tras un triunfo abrumador una nueva oportunidad para materializar su revolución social en favor del soberano como él calificaba al pueblo. Todos estos acontecimientos plagados siempre por la crítica y la lucha intensa por descalificarlo y sacarlo del poder, enturbiando todos sus propósitos, cuestión que aun siguen intentando a pesar de su partida definitiva que demuestra sus alcances y trascendencia en el pensamiento colectivo.

Lo cierto es que nunca me interesé por la política, la tenía solamente para el momento que iba a votar en los procesos electorales, sin ser integrante de ningún partido político y desde que se inició Chávez, he escrito muchos artículos, poemas, ensayos y actualmente redacto un libro que lo proyecta desde su dimensión humana. Me brindó la oportunidad de integrarme en numerosos cursos que te capacitan para el cooperativismo, en el plan de INGEOMÌN, con experiencias interesantes y significativas, de volver a ser maestra en la Misión Robinson  y Yo si puedo,  después de tantos años jubilada y vivenciar las emociones que ello significó para nuestra población. Todas estas actividades se convirtieron en constante fuente de motivación para armar otro libro que no he publicado y que se titula MI ABUELITA ME ENSEÑA A LEER, que vendría a ser el complemento de la Misión citada inicialmente.

Culmino con un fragmento del libro que estoy escribiendo al Comandante Supremo: “ La historia de Chávez es apasionante, activa. En sus lágrimas reflejaba la impotencia por los que sufren, su mano cariñosa brindaba consuelo, y sus decisiones iban en pos de inmediatas respuestas. Es el sentir del hombre que se eleva espiritualmente y transita el país sobre sus propios zancos, tratando de abarcar lo inmensurable”

Trina Leè de Hidalgo Portuguesa

Haga un Comentario


@



Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social no serán publicados, este sitio se reservará el derecho de su publicación.