A Hugo Chávez, el amigo del mundo

Cuando supe de ti en medio del rumor de los que te atacaban decidí conocer quien eras. Vi tus lucha, escuché tus discursos, examiné tu ética y me di cuenta que estaba ante una persona excepcional, que estaba viendo el surgir de un ser humano noble, digno, humilde… inmortal.

En mi país, Costa Rica, nos volvieron a sumir en la oscuridad de la clase política que busca silenciar las voces del cambio. Aquí hay quienes no quieren que tu voz, clara, digna, fuerte, verdadera, sea escuchada. Pero la escuchamos. Y los que vemos tu ejemplo nos llenamos de alegría.

Te ausentaste amigo mío, si amigo mío del mundo toda. En sueños caminé a tu lado y hablé contigo como un hermano habla con otro. Te ausentaste pero estás en nuestra América, en cada uno de los que te llevamos en el alma. Eres ejemplo de lo que debe ser un político, un hombre, un soldado y alma noble. Dios quiera que nosotros, nuestros hijos y los hijos de nuestros hijos sigan tus caminos, tu sabiduría y tu ejemplo.

¡Chávez vivirá por siempre!

Haga un Comentario


@



Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social no serán publicados, este sitio se reservará el derecho de su publicación.