A nuestro Comandante Eterno Hugo Rafael Chávez Frías

A nuestro Comandante Eterno Hugo Rafael Chávez Frías

Chávez Líder, Chávez Padre, Chávez Amigo, Chávez todas las cosas buenas, Chávez Patria, Chávez Amor… Cuántas palabras se han desatado por ti en estos días, palabras buenas, hermosas, emotivas, comprometidas (las palabras feas, irrespetuosas, terribles las hemos hecho nada). En cualquier parte de tu pueblo ha nacido un poeta, un trovador, un orador, un hacedor de sueños. Esta es tu semilla. Quizás no tuviste tiempo de ver verdear la siembra pero sabemos que partiste con la seguridad de que la cosecha estará pronta y te imaginamos entonces en ese chinchorro anhelado a la orilla de tu Capanaparo o del Arauca o en algún otro río de esos grandes que tantos nos dibujaste en tus alocuciones y cuentos, picándole el ojo al Patrullero y hablándole al Espíritu de la Sabana (“Mira Hermano como está la cosecha de bonita”), con esa tu risa fácil, tu mirada traviesa y ese ánimo, esa fuerza que fue aliento, vida, resurrección para esta tu Patria.

Por ti iniciamos la búsqueda, por ti investigamos, oímos, leímos, estudiamos y nos reunimos en ese Diplomado que nos congregó y nos parió ahora como colectivo. Hemos dado muchos traspiés, también hemos tenido aciertos, nos hemos cansado y nos hemos animado, sin embargo estamos aquí por ti y para ti, leal a tu legado, comprometidos por lo que falta por hacer.

Qué sabio eres Chávez, sabías que la única forma para que el Poder Popular se desatara y se hiciera realidad era quitándole las rueditas a la bicicleta que nos diste y que de una vez aprendiéramos a manejarla, porque nos diste la certeza de que tú estarías cerca vigilando que no caigamos y si acaso lo hiciéramos oiríamos tu voz fuerte diciendo “arriba, levántate y sigue adelante”.
Sentimos en toda nuestra humanidad el que no estés físicamente con nosotros, te extrañaremos Padre, Amigo, Líder, Inspiración, Fortaleza, Verdad, Vida… porque tú trascendiste en todas y todos en este colectivo. Te invocamos hoy porque tú eres y serás siempre ese Fuego Sagrado. No nos cansaremos hasta lograr tu sueño. Lo juramos.

Hasta la Victoria Siempre y Eternamente,

Haga un Comentario


@



Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social no serán publicados, este sitio se reservará el derecho de su publicación.