A nuestro Comandante Eterno

Comandante te fuiste y nos dejaste un inmenso e indescriptible dolor, pero sabemos lo grande que fuiste como ser humano, nos heredaste una conciencia despierta de pueblo que ahora más que nunca sabe lo que vale y se siente orgulloso de ser venezolano y dispuesto a defender con nuestra vida esta patria bonita que nos heredaste, nos enseñaste que somos el pueblo soberano y en nosotros reside el poder de la justicia y de la verdad, gracias por darnos tu vida, perdónanos por querer más de ti y no comprender tus dolores, tus malestares, solo le pedíamos a nuestro señor Jesucristo que te diera vida y te pudieras parar de esa cama para nuevamente verte y escucharte, Dios te llamó a su morada, tu cuerpo está descansando y tu alma gigante revolotea en el mundo entero para darle voz a los pueblos oprimidos, te amamos por siempre Comandante Eterno. Te amo.

Haga un Comentario


@



Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social no serán publicados, este sitio se reservará el derecho de su publicación.