A ti, Chávez inmortal

A ti te escribo, a ti te siento vivo, la ausencia física es la excusa de

Dios para estar contigo. Ese mismo Dios que te acompañó en tantas

luchas y en tantos sueños un día 04 de febrero, ese mismo día, se

llenó mi alma de flores de esperanzas, de esas que no se compran,

recuerdo que allí comenzó todo para mí, pero ya era un camino largo

recorrido por ti. Conocí a un Simón Bolívar escrito, que hoy camina

con su espada reventando injusticias; es que hace tiempo dejó el

panteón y comenzó su marcha; la misma marcha que emprenden los

que nunca mueren, es su destino.

El destino es La inmortalidad de tú pensamiento, de tú vida, que debe

ser recordada en cada niño que nazca; que ya no se luche con armas,

que se luche con conciencias.

Muchos van por la vida demostrando sus miserias, pero muchos

también se hacen fuertes tras una lágrima. Muchos dicen que tú

teoría era mala, son esos mismos que no te perdonan haber sido

pobre, haber pasado dificultades y que hayas llegado a ser tan

grande, siempre grande.

Si la lucha de los grandes, es la verdadera lucha de la libertad por

quienes aún no han nacido; le pido a mi Dios bendito que los

hombres escriban la historia con tú gloria, con la fuerza de tú vida;

que se recuerde a ese niño de Barinas, como el hombre que nos

liberó del Fondo Monetario Internacional, del cual éramos esclavos. La

esclavitud de esta época.

Bolívar y tú, dos épocas, dos pensamientos y la lucha misma por el

hombre, por Venezuela.

Hoy a ti, te escribo como si me fueses a leer, pero le digo al mundo

que se necesitan hombres como tú, que vayan libertando mentes,

con conciencia.

A ti, que fuiste la bandera de la paz de muchos países, cada 05 de

cada mes se renueva la lucha y la firmeza en el combate. Combate

convertido en lealtad y humanidad.

Esa misma humanidad que si tan sólo detuviera su marcha y se

devolviera al pasado, para construir su futuro; no permitiría más

niños muertos en Guerra; pues el ser humano entendería que ya ha

sido suficiente. Pero tendrían que nacer miles de Chávez; que hoy

somos millones de ti, convertidos en la lucha y en tu fiel convicción

de que puede haber un mundo mejor

Gracias a ti Chávez, por amarme y protegerme sin haberme

conocido…

Veronica Cordove Miranda

Haga un Comentario


@



Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social no serán publicados, este sitio se reservará el derecho de su publicación.