A ti, mi amado presidente eterno

Me enamore de tus ideas, me ilusione con tu liderazgo, y hoy me siento triste, ya no estas, te busco y no te encuentro.  Pido a dios día a día, nos de la fuerza y la valentía que te caracterizaban. Descansa en paz, guerrero del siglo.

Maritza Oropeza Venezuela

Haga un Comentario


@



Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social no serán publicados, este sitio se reservará el derecho de su publicación.