Al amigo, al maestro, al padre, al amor, a la inspiracion

Hoy después de ocho meses te lloro como aquella tarde profundamente triste de Marzo, donde creí que  no podía haber algo más triste y duro, pero si lo hay,  sobre llevar cada día sin ti, la tristeza de tu ausencia, el silencio de no oírte, los recuerdos hermosos, de tanto amor que nos entregaste incondicionalmente, pero sabes esas lagrimas diarias me conectan espiritualmente contigo de alguna manera, para calmar el inmenso dolor de tu adios.

Haga un Comentario


@



Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social no serán publicados, este sitio se reservará el derecho de su publicación.