Amado Presidente

Querido y amado Presidente, gracias por enseñarnos a amar este hermoso país.  Aunque nunca estuve tan cerca para tocarte, desde la distancia tu brillo y reflejo hermoso de tu bondad iluminaba cada centímetro de mi corazón y mi alma. En medio de aquella lluvia grité tu nombre orgullosa de tenerte y reelegirte como presidente, en medio de la multitud que te acompañaba llore tu partida, en la casa de los sueños azules te dije hasta luego y en tu último recorrido por estas calles te dije con EL GLORIA BRAVO PUEBLO; HASTA SIEMPRE MI COMANDANTE ETERNO… Te amo y siempre te amaré desde lo más profundo de mi corazón. Espero tener la oportunidad de verte junto a mis padres allá en el cielo, abrazarlos y decirles este fue nuestro Libertador del Siglo XXI, y me siento orgullosa porque acompañe su Revolución. HASTA LA VICTORIA SIEMPRE GIGANTE.

Haga un Comentario


@



Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social no serán publicados, este sitio se reservará el derecho de su publicación.