Carta de despedida, para mi amigo sempiterno Hugo Rafael Chávez Frías

Carta de despedida, para mi amigo Hugo Rafael Chávez Frías, amen!

Amigo, hoy mis letras lloran tu ausencia, déjame expresar mi querencia, primeramente le doy gracias a nuestro señor Jesucristo, que con propósitos nos unió. Hoy Venezuela llora tu partida, por eso este homenaje de despedida. Que tiempos vividos, que ocurrencias, que vivencias, que lugares, que alegría, de haberte conocido por allá por los años ochenta, un buen día te visitamos, nuestro común amigo Cristóbal Jiménez y yo, y tú nos recibiste, como siempre, con ese fervor, con ese patriotismo, y con el mismo amor, fue en el Palacio Blanco, conversamos y nos reunimos, eras el Mayor del Ejército, el ayudante del General Rodríguez Ochoa. Que elocuente encuentro, tenías por cierto una pizarra acrílica y tenías escrito a la mitad. El pensamiento del libertador, sobre el suelo nativo y mentalmente lo dijiste y Cristóbal te completo la otra parte. Que buen sentimiento, que arte, que cultura.

Posteriormente, llego tu merecido ascenso a Teniente Coronel, asignado a una responsabilidad en tu vida militar, fuiste a Maracay a recibir el Cuartel Páez, allá comandaste el Batallón de Paracaidistas Antonio Nicolás Briceño. Se te cumplieron tus sueños. Por allá frecuentaba tu cuartel, y muy cerca de ahí, tú me visitabas también, pues un negocio regentaba para bien..

El pulpo así se llamaba el hotel restaurante y lunchería, ahí tu compartías, con tus amigos y te reunías, preparando la intentona que ustedes gestarían. Yo sin saber los atendía, que orgullo para mí y que bonitos días. Recuerdo que nos compenetramos con buena amistad y siempre salíamos a recrearnos con la música venezolana, con los artistas de siempre, los copleros del caney tropical, los de la cabaña o los del puntazo criollo mundial.

Recuerdo que nos invitaste a tu ascenso merecido, por Barinas fuimos a celebrar, testigo fue la sabana y el morichal, el fuerte tavacare ahí nos mandaste a buscar y llegamos a la chavera donde nos recibiste en esa noche magistral.

Que buenos recuerdos hay que testimoniar. Ahora es que hay relatos que contar. Recuerdo la asonada militar, días antes habías ido a visitarme, sin saber que ha pocas horas saldrías por televisión, por radio y por la prensa, aquel célebre 04 de febrero, el por ahora, quedo sembrado en el corazón de este noble pueblo venezolano, que hoy llora tu ausencia, por tan irreparable pérdida humana. Hugo que humanista, hermano fuiste. En cuitas y trabajo, siempre conversábamos un rato, allá en el Cuartel Páez, también estaba el Mayor Centeno Javier Francisco, hombre que te acompaño en esta lucha histórica, hoy llega a mi memoria, mi reconocimiento para ambos, para los soldados victoriosos, leales y valientes. Mención especial a orejita. Oropeza Jaime. Todavía en el palacio está combatiendo. Honor con amor seguimos compartiendo.

Vendí mi negocio, tu preso por patriota, luego me fui a Guanare, un día saliste de la cárcel de la dignidad y nos volvimos a ver, la calle nos unió y para siempre nos llevó, tu llegaste a la presidencia, por la voluntad venezolana, este pueblo que nos hermana.

Hoy lloramos tu partida. Que buen gobierno hiciste, que preparación nos distes. Nunca más volverán los apátridas a gobernar, tu nos enseñaste a cultivar, este amor con frenesí, te sabe valorar, tu legado permanecerá. Hugo hoy lo que sembraste, la patria lo tiene. Todo nos pertenece y tu familia la cobijamos, este amor es reciproco y de aquí no nos vamos. Agradezco a dios, a Jesucristo y a la vida, porque las vicisitudes y la salud, coincidió, y el año 2011 la enfermedad nos llegó, yo fui operado de un tumor maligno, gracias a mi Dios y a tu gran ayuda económica y espiritual y a mi familia y amigos lo he podido superar.

Tu sin embargo te toco más complicado, este cáncer pélvico le distes una lucha, pero la voluntad de dios te permitió dos años de angustia, hoy por fe descansas y nos veremos en la nueva Jerusalén, calles de oro, mar de cristal, bíblicamente así está determinado, la oración nos fortalece y por allá estaremos agradados, amen. Amigo hoy me he inspirado, para dejar un bonito recuerdo, de los momentos, de los encuentros y de lo que la vida nos permite.

Gracias a dios, a nuestro pueblo por acompañarte. Siempre vamos a amarte. La vida nos unió y trajo buenos amigos, camaradas, trabajadores, gente buena, hoy todos con tristeza vemos recorrer las calles, caracas se desbordo con puro amor, y tu familia, la acompañamos con dolor, tu ausencia física la recordaremos siempre con honor. Venezuela y el mundo siente tu partida, pero nos reconforta saber que está tu despedida, nos dará más unión, más valor, mas sabiduría, dejaste un camino abierto con muchos propósitos por cumplir, nosotros juramos seguir. Aquí queda un pueblo desplegado, unos gobernantes designados, cuenten con nuestro apoyo, que aquí estamos apegados, tus palabras se cumplirán y dios permitirá seguir desarrollando, nuestro gran país, Venezuela lo merece y aquí mi despedida, imaginaria: márchate un poco menos, quédate un poco más, vete yendo de espaldas, para creer que regresaras, hasta luego, Hugo.

Independencia, Patria, Socialista.

Tu fraterno amigo,

Comentarios

  1. gloria teresa rojas chiri
    Venezuela

    dios santo, que hermosa carta…. estos días han sido muy difíciles pero no hay duda que aun existe la amistad verdadera de amor y sentimiento, si yo que solo tuve la oportunidad de velo dos veces la primera vez en plaza caracas grande bello imponente…… y ahora en su academia la casa de los sueños desde mi guayana con mi familia fui a darte un hasta luego por q solo nos llevas la delantera alla nos esperas mi querido presidente es muy muy dura tu partida con cariño y todo mi amor

    Gloria Rojas

  2. jhovanny padron
    Zulia

    Muy bien mi querido y estimado camarada Félix, excelente tu epístola, te felicito y consiente estoy de la amistad que mantuviste con nuestro Comandante, así como yo la comparto contigo, Dios te bendiga hermano, independencia y patria socialista.

Haga un Comentario


@



Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social no serán publicados, este sitio se reservará el derecho de su publicación.