Chávez vive, la lucha sigue

Mi amado comandante me enseñaste muchas cosas pero te faltó enseñarme como sobrellevar tu ausencia física, es difícil aceptar que ahora no pueda verte y sabes lo mucho que te amo, pero yo no puedo escucharte desde ese 8 de diciembre en que viniste a decirme adiós y que debía continuar la lucha.  Prometí ante tu féretro que desde mi trinchera de trabajo te honraré, no te defraudaré.

Haga un Comentario


@



Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social no serán publicados, este sitio se reservará el derecho de su publicación.