Comandante supremo, eterno, e inolvidable…

Querido comandante, me hubiese gustado ser parte más cercana de tu vida. Y digo más cercana porque yo soy parte de ti y tu parte de mí. Ya que crecí y me crie bajo tu mandato al igual que mi hijo, tú me enseñaste a querernos más a querer nuestro país a querer los símbolos patrios, tus nos enseñaste que todos somos iguales sin distinción de raza ni color, tú me dijiste que creyera en ti y yo lo hice. Me enseñaste que no importa la edad para tener un título en la mano, me enseñaste que hasta el barrio más pobre tiene derecho a estudiar y vivir en óptimas condiciones, me enseñaste que la familia esta ante cualquier cosa, entre muchas cosas supe que desde que llegaste Venezuela no sería lo mismo, porque seriamos mejores. Porque nos íbamos a querer más como hermanos que somos, contigo también aprendí que no hay que pararse a pesar de las adversidades que quien persevera vence, que todos somos libres… contigo aprendí tantas cosas que jamás olvidaré como jamás te olvidare a ti. En mi recuerdo siempre estarás y también en la enseñanza de mis hijos porque tú fuiste, eres y seguirás siendo nuestro eterno comandante…. y sé que desde donde estas estas cuidando de este país, tu país al que amaste como otro más de tus hijos…

Haga un Comentario


@



Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social no serán publicados, este sitio se reservará el derecho de su publicación.