Con todo mi amor y respeto te escribo este poema

El ocaso: esta tarde te vi vestido de mil colores, tus ojos entreabiertos formaban el ocaso del adiós y un arco iris en tus cabellos que se confundían con el sol. Abrazarte quiero antes de que te ocultes, para verte junto a la amorosa luna y fundirme eternamente en lo más profundo de  mi alma y corazón. Hasta la victoria siempre Comandante Eterno.

Haga un Comentario


@



Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social no serán publicados, este sitio se reservará el derecho de su publicación.