Con tu muerte pasaste a la gloria y con la gloria la eternidad mi Comandante eterno

En Nicaragua bendita y siempre libre, lloré y sentí tu perdida física de este mundo! Pero aún vibra en mi oído tu voz fuerte y llena de convicción cuando estuviste aquí con nosotros cuando nos hablaste de cerca aquel 10 de enero del 2012, te extrañamos y sufrimos tu partida como un amigo, un hermano, un padre, un líder!! Seguimos con la guardia altiva y pisando sobre tus mismas huellas!! Te extraño mi comandante, cuídanos y guíanos desde allá arriba donde estoy seguro estarás con el padre y el salvador!! Te amamos comandante!! Hasta siempre! tus palabras siguen haciendo vibrar de euforia por todo el mundo.

Haga un Comentario


@



Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social no serán publicados, este sitio se reservará el derecho de su publicación.