Cuánto nos enseñaste mi Comandante Eterno…

Desde el momento de tu partida física mi querido presidente Chávez dejaste un vacío muy grande en esta tu patria amada, a cada momento pienso mi Comandante lo inmensamente grande que fuiste, cuanto te calumniaron, cuanta violencia hacia ti, quien con el amor más grande demostrado por político alguno, verdadero amor a lo nuestro, nos enseñaste lo importante que es nuestra patria VENEZUELA, Chávez nos enseñaste a cantar con orgullo patrio nuestro Gloria al Bravo Pueblo!, a vestir nuestro tricolor y sus ocho estrellas con alegría! A decir con la frente en alto SOY VENEZOLANA!

Le diste en todo momento el valor a la bella mujer Venezolana, no la muñeca de plástico que nos vendieron, a la MUJER trabajadora, luchadora, madre, esposa, a la verdadera mujer venezolana, la que se levanta de madrugada a montar la olla para colar el café y monta las arepitas, pero que también tiene tiempo para ponerse bella y salir a sus labores en la calle, en la oficina, en la escuela, en donde este destino nuestro nos ha colocado, nos enseñaste a vencer las adversidades a que debemos vencerlas y prepararnos porque un título de bachiller no es suficiente, ni un título universitario tampoco, sino que con trabajo y estudio constante podíamos contribuir en el desarrollo de nuestra patria.

Nos enseñaste también que todos los seres humanos tenemos derecho a equivocarnos y a tener oportunidades en la vida, que debemos respetar y tender la mano a quien tenemos al lado y que no siempre los problemas se solucionan individualmente, sino que es más fácil en colectivo. También recuerdo mi comandante cuando anunciaste el segundo plan estratégico de la nación como los ignorantes opositores de oficio y sin razón se burlaban de tus nobles palabras “hay que salvar el planeta”… yo te entendí mi comandante porque era parte de todo el aprendizaje que nos venias dando, no podemos seguir destruyendo nuestro planeta y sus fuentes de vida, tu construiste mi comandante…

Cada día mi comandante tu pensamiento esta más presente en mi hogar y en cada uno de los miembros de mi familia, porque entendimos mi comandante tu mensaje: Chávez no soy yo, Chávez es un pueblo… eso quiere decir que hoy cada uno de nosotros debe ser responsable con acciones, mejores ciudadanos, recordar que el trabajo voluntario y en colectivo es enriquecedor, que todos somos necesarios e importantes desde nuestros niños hasta nuestros viejitos… GRACIAS CHAVEZ… No me alcanzan las líneas para poder escribir todo lo que nos enseñaste, DIOS TE BENDIGA MI COMANDANTE ETERNO!!!!

Haga un Comentario


@



Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social no serán publicados, este sitio se reservará el derecho de su publicación.