De Barinas a Caracas

Mi comandante. De Barinas a Caracas comencé mi recorrido, sentía en mi estómago un hormigueo. Dios mío, no lo puedo creer estoy aquí haciendo una larga cola para verte, pero no como cuando hacíamos aquellas concentraciones o caravanas como la de Sabaneta a Caracas, o aquel 4 de octubre de 2012. Hay voy, en medio de mucha gente, algunos que cantan, otros que ríen, otros que lloran, ya casi son las 2:00 am y la cola se hace interminable, camine, corrí y al fin llegue a los próceres cada vez más cerca. Siento que el corazón casi se me sale un nudo en la garganta no me deja hablar, cantamos Venezuela, linda Barinas y motivos llaneros, juntos sin distinguir color, raza ni clase social. Ya casi llegamos mi amado al encuentro, solo puedo pensar en que no acepto que físicamente no volveré a verte, y cuando cierro mis ojos veo los tuyos que me miran y me dicen corre, sigue, yo no me he ido, estoy contigo! Respiro, no puedo controlar mis lágrimas, llegamos hasta tu academia, allí la capilla ardiente, así como mi alma de impotencia, frente a tu cuerpo me persigno y juro ante ti No olvidarte, juro ante ti mantener y luchar por tu legado, luego agradezco a Dios por haberte cruzado en mi camino, en esta era, porque te conocí y ahora no te dejare ir jamás!! Descansa en paz mi amado, aquí está tu pueblo!!! Te amoooo!!

Ana Marbella Diaz Barinas

Haga un Comentario


@



Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social no serán publicados, este sitio se reservará el derecho de su publicación.