Desde Alí, Silvio, Lecturas y Luchas….

Será en el cielo, que pudiera estrecharte un fuerte abrazo, pedirte disculpas y darte las gracias, nos despertaste de ese profundo letargo, nos volviste a enseñar a leer, nos volviste a enseñar a pensar, a amar, sobre todo a amar, en cada acción. No hacia falta verte en persona para sentir tu profundo humanismo y extraordinaria energía que con el toque de tu mano pareciera hasta divino, testimonios reiterados así lo confirman. Discúlpanos, porque todos somos venezolanos, pero no entendimos la calidad del trabajo que te dignaste a ejercer, enfrentar y aún más a lograr. Gracias, por alimentarnos de verdades, de fuerza y mucha energía, de alegría y tolerancia, de paciencia y sobre todo de amor!!! Sembraste en millones tu semillita, que prometo, la mía: multiplicaré…

Ana Boada Venezuela

Haga un Comentario


@



Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social no serán publicados, este sitio se reservará el derecho de su publicación.