Dios no me escuchó Chávez….

Cuando se agravó tu enfermedad, yo le escribí una carta a Dios nuestro Señor, proponiéndole que nos quitara un minuto de vida a cada uno de los millones de seres humanos que te amamos desde siempre, para que, juntando tantos minutos se construyeran años de vida para ti….pero no me escuchó…!!
Y aquí estoy yo, con mi ofrecimiento a dios de nuevo para que nos proteja a Nicolás y nos conserve a todos unidos alrededor de tu legado defendiendo a Venezuela…
Es imposible extrañarte más….llorarte más….sentirte más….amarte más….

Raquel Bolívar

Haga un Comentario


@



Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social no serán publicados, este sitio se reservará el derecho de su publicación.