En dolor mayor

Maria Gabriela, no esperábamos menos de ti, hija del hombre más grande, gigante como lo llamas tú. Duele la partida, tan cerca y tan distante. Su presencia se siente, está en todo lo que vemos y tocamos. Todo tiene su olor a flores, su dulzura y su ternura. Tu carta recoge el sentimiento de miles de mujeres y hombres de este noble pueblo que ama y amará a tu padre por siempre, perdónanos por haberte robado ese corazón, entregado totalmente a luchar por los ideales de libertad, igualdad y justicia social para los pobres de esta patria.

Marylemol Carabobo

Haga un Comentario


@



Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social no serán publicados, este sitio se reservará el derecho de su publicación.