Fuimos esa flor que nos arrancaron un día… viniste tú, nos regaste, nos diste amor y sabiduría

Siempre  te amaremos… Aún más mi queridísimo y amado Presidente… que sé que estás allí al lado de papa Dios, Dios cuídamelo.

Haga un Comentario


@



Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social no serán publicados, este sitio se reservará el derecho de su publicación.