¡Gloria eterna, Comandante Chávez!

Chávez vive, vive la lucha sigue, sigue.

Patria Grande, libre y Soberana.

Hasta la victoria siempre.

In Memoriam.

Fue un hombre bueno,

que avizoró el futuro

y esparció su semilla en una tierra fértil.

Un hombre hecho de honestidad y firmeza,

a quien la vida le exigió todo.

A ella le entregó todo su corazón,

 toda su mente y toda su alma.

 Amó la vida, su pasión.

 Amó la tierra, su morada.

 Amó a los hombres, sus hermanos.

 Amó el trabajo, su sustento.

 Amó el amor, su familia y su alegría,

 su íntimo ser, con todas sus fuerzas,

 con el amor indecible

 que se tiene por las cosas bellas.

 Por sobre todo, amó a Dios,

 su Señor,  su Guía y Fortaleza,

 con amor infinito.

 Un día partió,

 porque estaba listo para el viaje.

 Nosotros lo supimos.

 Pleno de serenidad,

 se fue en busca de la luz,

camino de la eternidad.

 A nosotros nos pareció normal,

 aunque nos duele su ausencia:

 la del esposo, el padre, el hermano y el amigo.

 Hoy no hay desesperanza, ni tristeza.

 Él ha adquirido un profundo sentido

 en nuestros corazones.

 Aunque se ha inmaterializado,

 se ha hecho más real en la veneración,

 el respeto y la añoranza

 que sentimos al pronunciar su nombre.

 Él es la esperanza, la fuerza y el orgullo

 de que seguiremos siendo rectos,

 caminando por la senda recta,

 hacia la Patria verdadera.

Doménico Pepín .

Comandante Hugo Chávez Frías: ¡Hasta la victoria siempre!

Haga un Comentario


@



Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social no serán publicados, este sitio se reservará el derecho de su publicación.