Hasta la Victoria Siempre Comandante

Somos tus hijos en cada uno de nosotros sembraste una semilla de amor a pesar que te nos fuiste tan rápido tú desde donde estés verás esos frutos, fueron tantas luchas, batallas y victorias que hoy dejas un gran camino de esperanza. Nos enseñaste amar a los niños y niñas, dignificar nuestro país. El compromiso es seguir adelante mi Comandante, cada día, cada noche escucho ese mensaje desde el más allá, querer a nuestra patria, luchar por ella, fortalecer el socialismo del siglo XXI, no te vamos a defraudar tu diste el todo por el todo, te entregaste de cuerpo y alma, es lo mínimo que nos pidas lo mismo seremos tus soldados de lucha ideológica,  nuestras armas en el combate están llenos de amor, por la construcción de los sueños de muchos venezolanos, aquí estamos mi comandante te amamos y siempre vivirás en nuestros corazones. Somos protagonista de esta historia y te la agradecemos a ti. Hasta la victoria siempre, viviremos y venceremos. Patria, Patria, Patria querida.

La anécdota que recuerdo fue que cargaste en Enero 1999 a mi hija justamente en la Quebrada Catuche La Pastora, días después del deslave de la Guaira, ella abrió su manito para darte un obsequio, me preguntaste, no sabía realmente lo que ella te daba, era un recuerdo de Navidad, solo apenas de cinco años, fue tanta la emoción de mi hija que lloró de alegría. Ese amor por los niños era único y especial.

Haga un Comentario


@



Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social no serán publicados, este sitio se reservará el derecho de su publicación.