Hasta la victoria siempre mi gigante.

 A un año de la firma de nuestra Ley Orgánica del Trabajo,  quiero decirle a mi país (Venezuela), Latinoamerica y al mundo entero que dios nos envió un hombre lleno de amor, solidaridad, humildad y muchos atributos que no pudimos captar en su totalidad, pero que hoy cuando físicamente no está siento ese deseo de oírlo, extraños sus cadenas, sus chiste cuando nos hablaba, vino a cumplir una misión, asi lo siento ya que una de las características de un misionero de dios es que su estadía en el planeta es corta,  virtuoso quienes lo oímos  e internalizamos  su mensaje. Hasta la victoria siempre mi gigante.

Haga un Comentario


@



Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social no serán publicados, este sitio se reservará el derecho de su publicación.