Hasta siempre mi Comandante!

Tu cuerpo le quedó pequeño a tu corazón y a tu idea. Eras demasiado para este mundo. Dejaste en nosotros sembrada la semilla de la independencia y te juro que no la dejaremos morir. Te extrañaremos todos los días pero te recordaremos llenos de alegría por todas las cosas que hiciste por nosotros y por todo lo que lograste para esta Patria Grande.

Hender Poveda Falcón

Haga un Comentario


@



Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social no serán publicados, este sitio se reservará el derecho de su publicación.