Hasta Siempre… Padre Querido

Partiste padre mío, no te fuiste porque siempre estarás con nosotros. Después de Bolívar eres nuestro segundo Libertador, salúdame al Che, Alí, a Sucre, y al mismo Bolívar estén donde estén, y a todos esos grandes hombres que ha parido esta humanidad. Desde aquí cumpliremos todas tus premisas, no dejaremos morir tu legado y confía plenamente en tus hijos, porque nos consideramos así. Defenderemos tu herencia hasta con nuestra propia vida si fuera necesario, y a pesar del dolor que muchos aún sentimos, estamos seguros que dios te asignó una nueva tarea y de seguro ya estás cumpliéndola con hidalguía, con compromiso y con mucho amor… Bendición Padre, Comandante Supremo de la Revolución Bolivariana… Hasta la Victoria Siempre.

Haga un Comentario


@



Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social no serán publicados, este sitio se reservará el derecho de su publicación.