Líder Supremo Hugo Chávez

No conocí a Chávez personalmente, nunca le pedí nada ni aspiré a que me diera; lo admiré desde que lo vi ofrendar ese amor incondicional a su pueblo invisibilizado por tantos años. Hoy sin conocerlo personalmente, lo extraño con una tristeza infinita, esperanzada en que la tarea  que puso sobre su otro hijo, Nicolás Maduro, me pueda propiciar el aliciente de ver consolidada su obra. Hasta pronto querido, amado y admirado Presidente, tu hermosa obra quedarán en la vida de todos lo venezolanos humildes y honestos,  y en la historia de este país que se rehúsa a sucumbir en las garras del enemigo voraz.

Haga un Comentario


@



Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social no serán publicados, este sitio se reservará el derecho de su publicación.