Los que estamos contigo seguimos tus sueños, esos que llegan como la lluvia

Chávez, te despojaste  del traje mortal, si era necesario pues ya tu gigante alma no tenía cabida allí. Te fuiste y tu espíritu se convirtió en miles quedándote en el corazón de todo aquel que te ama y así poder estar alerta en cada rincón de la ésta patria que nos dejaste, aún en la muerte sigues empalagándonos “arañero” con tu amor, gracias! por darme una fugaz porción de tu energía al pasar frente a mí cierto día del 2009, gracias! por darnos luz, gracias!  Por tanto… mil gracias. Los que estamos contigo seguimos tus sueños, esos que llegan como la lluvia.

Haga un Comentario


@



Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social no serán publicados, este sitio se reservará el derecho de su publicación.