Me hace falta tu sonrisa, tu buen humor

Mi querido Comandante Chávez,

Aunque sé que no podrás leer esto, quiero que muchos sepan que has dejado en mi una huella inmensa, un gran sufrir y un vacío en mi corazón, pero también quiero que sepan, que has dejado, un inmenso deseo de vivir y de luchar por el bien de mis hermanos, de mis compatriotas, de mis camaradas.

Has dejado una llama intensa por hacer el bien y una buena enseñanza que hay que ser desprendido de la cosas materiales, y aferrarse a lo humano, al sentir, la satisfacción de haber hecho feliz  a quien sufría, mejorando su calidad de vida, o solo con escuchar sus penas y darles una salida. Así eras tú mi querido Comandante.

Espero que Jehová te recuerde y me permita verte en el paraíso prometido porque eras noble, tierno, sincero y muy pero muy bueno.

Yuselis C Bermudez Zulia

Haga un Comentario


@



Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social no serán publicados, este sitio se reservará el derecho de su publicación.