Mi amado Presidente Chávez.

En vida fuiste el árbol de los frutos más hermosos, la sanación de las heridas y el gigante hacedor de sueños. Ahora eres la semilla del trigo que germina en la sombra de la noche. Eres la vida y la alegría de un pueblo que renació en tus manos infinitamente generosas, eres historia viva.

Haga un Comentario


@



Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social no serán publicados, este sitio se reservará el derecho de su publicación.