Mi eterno comandante

Querido comándate, hoy  no te encuentra entre nosotros, pero estarás en nuestros corazones y cumpliremos nuestra promesa, la cual mucho te prometimos aquel día en la capilla ardiente, colocar a madura donde tu decidiste, fuiste un hombre con un gran corazón, con un gran deseo de vivir por tu patria, por tu gente, nunca ningún presidente se había preocupado por su pueblo, y tú lo hiciste.  Nos dejaste un camino, y sin darte cuenta nos preparaste para este momento, aunque nunca pensamos que eso sucedería. Hoy todavía no te damos por muerto, esa idea todavía no la asimilamos, te sentimos entre nosotros. Pero si hay algo claro tu mi comándate te multiplicaste, hoy estoy más que nunca con esa revolución que me dejaste, por esa patria que me diste. Hoy tenemos patria gracias a ti mi comandante. Cada vez  que nos encontremos en algún atollares pensaremos que haría Chávez y sé que tú nos guiara junto a tu cristo redentor, esté donde esté te amaremos por siempre.

Haga un Comentario


@



Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social no serán publicados, este sitio se reservará el derecho de su publicación.