No es un ADIÓS, es un hasta luego

Desde las pampas cojedeñas,  le digo a mi comandante que no hay palabra en el diccionario que defina este vació que ha dejado en su pueblo querido.

Sólo nos queda pedir que desde el infinito nos cuide por siempre, pues será nuestro eterno corazón. Por siempre y para siempre Chávez será nuestro.

Nadie podrá quitarnos lo que nos enseñó, a querer a nuestra patria.

Belkyss Mejías Venezuela

Haga un Comentario


@



Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social no serán publicados, este sitio se reservará el derecho de su publicación.