No hay un solo instante que no te extrañe, un momento que no te añore

No hay un solo instante que no te extrañe, un momento que no te añore, cuanta falta me haces mi querido Comandante, los que  te amamos sabíamos cuan grande eras, pero ahora todos reconocen lo grande que fuiste y serás siempre hasta la eternidad, gracias mi Dios por permitirme haber seguido tu orden mi Comandante Eterno, orgullosa de ser barinesa, venezolana, revolucionaria y chavista por que nos enseñaste a valorar lo que somos y lo que tenemos, nuestras raíces, nuestra nacionalidad, tu rescataste todo lo que nos quitaron, cuan grande eres mi Comandante te amaremos por la eternidad, Dios te bendiga mi Comandante.

Maria Arismendi Carabobo

Comentarios

  1. Rubia Adames
    Cojedes

    ¡Y no hay un día que no te llore!

Haga un Comentario


@



Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social no serán publicados, este sitio se reservará el derecho de su publicación.