No te olvido

Pensar en ti, mi presidente, es ponerme a llorar y preguntarle a Dios por qué te fuiste, has dejado un inmenso vacío en mí corazón y en el de muchos Venezolanos, tengo un retrato tuyo en mi comedor, aunque no compensa tu presencia, me alivia un poco ver tu rostro. Aun no comprendo porque te fuiste, eras demasiado bueno para seguir en este mundo tan pecador y sin memoria. Dios, Dios nunca  he añorado tanto a una persona muerta como a mi Presidente, sé que hay que dejarlo descansar pero como olvidar a una persona que forjo tanto valor, corazón, amor, paciencia, entre otros. Si algún día llega este mensaje a tu nuevo mundo espero que estés bien, y no estés sufriendo por lo que están pasando tu pueblo. Y desde allá arriba bendícenos y en especial al Presidente Maduro para que tenga fortaleza y aguantar todo lo que viene.

Haga un Comentario


@



Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social no serán publicados, este sitio se reservará el derecho de su publicación.