Para el Salvador de la Patria

De Verdad no hay palabras para explicar el profundo vacío que has dejado; es increíble ver tú féretro. ¡Como no llorarte!,  si siento que el gigante que nos ayudó y nos concientizó de adorar a esta patria, fue llamado a la eternidad. Solo pienso que mi Dios todo poderoso, necesitaba un gran revolucionario y excelente ser humano que lo ayudase a cambiar a este mundo donde reina la injusticia y el odio hacia lo más necesitados. Tú legado será la fuerza para seguir adelante en la construcción de un país mejor y dejar a Venezuela (Tierra de Bolívar, Tierra de Chávez), como modelo mundial  de una sociedad con grandes condiciones e igualdades sociales. Gracias por tanto amor y por tú infinita entrega hacia este pueblo que te adora hasta el infinito y más allá. ¡¡Siempre te extrañaremos!!, pero la lucha sigue sin cesar. Te adoro…

Ari Marín Venezuela

Haga un Comentario


@



Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social no serán publicados, este sitio se reservará el derecho de su publicación.