Para qué…

El Orinoco en mis ojos y una sola pregunta, por qué? el tiempo se detuvo y sentí perder mis fuerzas. Una madrugada en sueños sentí su voz huracanada “no es porqué es un para qué”. Que Grande, desprendido y amoroso Padre…su sueño más anhelado ver a su Patria libre e Independiente, soberana construyendo el Socialismo Bolivariano. Vamos victoriosos a lograr su sueño.

Que honor haber compartido un mismo sol, una misma tierra, un mismo sueño.

Hasta siempre mi amado comandante…

Haga un Comentario


@



Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social no serán publicados, este sitio se reservará el derecho de su publicación.