Para rendir tributo, ninguna voz es débil

Te vi por primera vez en el Teatro Karl Marx (2004) en la ocasión de celebrarse 10 años de la primera visita que hiciste a Cuba (visita antes de ser Presidente de Venezuela: creo que fue ahí donde Fidel reconoció en ti lo grande que eres, lo profundo que ibas a llegar, la historia que ibas a escribir no solo para Venezuela o América sino para el mundo entero), recuerdo que llevaba un pullover bien ancho con tu imagen y la de Fidel en un abrazo. La segunda vez que te vi estuve más de 4 horas de pie escuchándote hablar, fue entonces cuando recibiste el Premio Internacional José Martí de la UNESCO en la Plaza de la Revolución (2005), fuiste el tercero en intervenir, primero lo hizo Fidel que como siempre comenzó diciendo “Voy hacer breve, no se preocupen” y nos reímos (nunca es breve Fidel en un discurso) pero increíblemente lo fue, después habló Evo Morales y por último tú y sí que hablaste ese día, un discurso larguísimo, comenzaste y de pronto era una clase magistral de la historia de América Latina desde los aborígenes… sin embargo, puedo decir que fue en Venezuela donde comencé a amar al “Cristo de los pobres”. Chávez tú no estás muerto, estás dormido; los hombres como tú, José Martí, Simón Bolívar y Fidel Castro nunca mueren, despiertan cada cien años, cuando despiertan los pueblos… en cien años te vamos a estar esperando los pobres y olvidados de la tierra, en cien años la avenida Bolívar se va  a inundar nuevamente con la marea roja y bajo la lluvia vamos a cantar contigo “Chávez Corazón del Pueblo”.

Comentarios

  1. KATIUSKA MIGDALIA PINEDA
    Cojedes

    SIEMPRE TE AMARE MI COMANDANTE ERES Y SEGUIRÁS SIENDO GIGANTE DE GIGANTES, CHAVEZ VIVE LA LUCHA SIGUE Y AHORA CON MAS FUERZA QUE NUNCA

Haga un Comentario


@



Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social no serán publicados, este sitio se reservará el derecho de su publicación.