Por aquí pasó compadre hacia aquellos montes lejos

Por aquí pasó, compadre, hacia aquellos montes lejos. Por aquí vestida de humo la brisa que cruzó ardiendo fue silbo de tierra libre entre su manta y sus sueños.

Mírele el rastro en la paja, míreselo, compañero, como las claras garúas en el terrenal reseco, como en las mesas el pozo, como en el caño el lucero, como la garza en el junco, como la tarde en los vuelos, como el verde en el quemado, como en el banco el incendio, como el rejón en la carga, como la gaza en el rejo, como el cocuyo en el aire, como la luna en el médano como el potro en el Escudo y el tricolor en el cielo.

Todavía recuerdo al Comandante recitando este poema.

Chávez vive la Lucha sigue.

Haga un Comentario


@



Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social no serán publicados, este sitio se reservará el derecho de su publicación.