Que difícil es escribirte y no llorar…

Comandante, que difícil es escribirte y no llorar, que difícil es oírte y no verte, cada día te extrañamos, como las hijas e hijos extrañan a un padre…

Cuando dejaste  el cuerpo el cual era pequeño para ti, nos sentimos huérfanos, ya que eras y serás nuestro guía, ese guía que nos llevaba de la mano para construir esta patria que estaba desarmada y ahora como lo dijiste en esa gran despedida el 8 de diciembre de 2012, “Hoy tenemos patria y pase lo que pase seguiremos teniendo patria…”

Nunca te olvidaré  mi amado Comandante…

Haga un Comentario


@



Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social no serán publicados, este sitio se reservará el derecho de su publicación.