Queridísimo Chávez

Mi apreciado Comandante del Amor, ¿Cómo no recordarte entre la multitud del Ser Vivo?

Tu nos regresaste la Alegría de vivir, de Soñar y ¿por qué no?  De respirar y encarnar las mil formas de amar…

En nuestra piel quedo impregnada la Majestuosidad de haber vivido en tu tiempo y haber reencarnado en tus Días de Alianza, la verdadera alianza nueva y eterna de nuestro siglo XXI.

Las lágrimas que hoy podríamos derramar no son por ti, ¿que por qué no?

Porque tú nos enseñaste a ser fuertes siempre y para siempre a quedarnos  Impregnarnos de tu  Idea para tener fortaleza y ser libres, ser soberanos.  Ser tus verdaderos hijos.

Pobres de aquellos que viven sumergidos en el odio y las falsas creencias, pobres tontos… prospectos títeres del imperio exterminador de la humanidad que siguen aupando… pero nosotros: defendiendo. Como solo tu… Y nadie mejor que usted querido Hugo Rafael nos educó.

Gracias es poco para lo que debo Decirle.

A donde quiera que este:

Lo amo lo recuerdo

Vives en mi corazón

Respiro por tu amor

Como el sol al día y la oscuridad a la noche.

No te olvido ni un minuto.

Siempre junto a ti y tu amor me da fuerzas.

Haga un Comentario


@



Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social no serán publicados, este sitio se reservará el derecho de su publicación.